jueves, 22 de marzo de 2012

Política: formas de gobierno en la época arcaica


En la Antigüedad, Grecia no logro constituirse como un estado unificado sino como ciudades-estado, o, llamadas de otra forma, polis.
En la época arcaica (siglo VIII a.C), las polis eran monarquías, es decir, estaban gobernadas por una única personalidad que era la del rey. Cuando los reyes desaparecieron el poder paso a residir a unas pocas familias aristocráticas que monopolizaban la mayoría del territorio. Este sistema político, en numerosas ocasiones, produjo muchos enfrentamientos entre el pueblo y las familias aristocráticas. Con estas guerras, y con la ayuda del poder militar, surgió una nueva institución: la tiranía. La tiranía supuso una forma de gobierno intermedia entre el gobierno oligarguico y el gobierno de la ciudad estado clásica. En este ultimo, la comunidad la constituía una minoría. La mayoría estaba compuesta por los no ciudadanos y por las mujeres. Los no ciudadanos estaban sometidos a la autoridad del estado en el que residían.
Como ya he dicho, cada gobierno tenia su propio sistema de gobernación. A continuación pasaremos a ver los dos modelos de las dos ciudades griegas más importantes. Atenas y Esparta.
En Atenas, los legisladores Solón y Clístenes, establecieron un sistema en el que todo el pueblo podía tomar decisiones. Esto significa el nacimiento de la democracia directa, la cual llego a su máximo esplendor con Pericles. Su base era la libertad de expresión y la igualdad ante la ley.
El poder residía en la asamblea de ciudadanos. El poder de esta asamblea era limitado y controlado por el consejo de los Quinientos. Este consejo controlaba los asuntos públicos, proponía leyes...
Esparta en cambio, es el mejor ejemplo de sumisión de la población ante el estado. Los espartanos eran ante todo ciudadanos bien educados para luchar. Por eso todo lo que no era útil para luchar, como por ejemplo estudiar las bellas artes, lo despreciaban. Se dice que fue Licurgo quien formulo las leyes espartanas. La sociedad espartana era totalmente igualitaria.